Otros dos días de vuelo en Brasil

Después del descanso del viernes, ayer y hoy salimos a disfrutar el vuelo.

Ayer sábado no era un día para grandes distancias, el pronóstico ya anticipaba que los techos iban a estar por debajo de los 1500 mts hasta el mediodía y las térmicas no iban a ofrecer potencia.

Esto se puede ver en el track del vuelo de ayer: 59km en poco menos de dos horitas.

En un vuelo cross las horas de mayor actividad térmica hay que exprimirlas. En una zona como esta, que tiene tantas horas de sol y condiciones térmicas potentes, se hace factible hacer más kilómetros y lograr vuelos record en cada categoría.

Pero cuando se intenta superar los 200, 300 o más km, el tiempo que uno tarda en hacer techo en cada térmica es fundamental.

Un día con térmicas +2 (y menos) no tendrá techos mucho mayores a 1500mts. Era el caso de este día.

Incluso esa termica más potente que puede verse en el gráfico, en su parte superior no tenía potencia para perforar la sólida capa de inversión.

Por eso se hace necesario cambiar el modo mental. Bajarse del modo “compe” y sencillamente disfrutar el vuelo, el paisaje y practicar las mañas que permiten sostenerse “en un cerito” hasta encontrar algo.

Cuando el objetivo deja de ser sumar KM se puede volver a lo básico, a esos primeros vuelos que todos tuvimos donde “entender” la térmica y llegar a su techo fue nuestro trofeo.

El día de hoy no tenía mejor pronóstico, de igual manera salimos a volar temprano, en condiciones muy débiles. Aquí las nubes son sinónimo de térmicas. Si no hay nubes, no se sube. Y hoy el cielo estaba radiante de tan celeste.

A pesar del pronóstico del fin de semana, son muchos los pilotos de Europa y otras regiones que escapan al invierno y llegan a aprovechar nuestra primavera. Muchas velas en el aire, pilotos de todo el mundo: Inglaterra, China, Bulgaria, Francia. Todos pilotos avanzados volando velas de dos bandas.

Hay una Delta de un piloto de Eslovaquia, pero es la única excepción. La Arak es la única vela “lenta” del grupo, pero un día malo como el de hoy a la mañana da el mismo resultado para todos los pilotos: puros pianos.

Apenas uno o dos de todo el grupo han podido alejarse algo del despegue, pero como decíamos antes, es un día para volar por puro gusto y disfrutar del sol y del paisaje.

Para ver en vivo vuelos de algunos de estos otros pilotos que están volando, pueden hacer click aquí.

Volar en Patu (o Patú)

Se nos presentó la oportunidad de ir a un despegue que queda a 90km de Assú, y allá estamos yendo, a conocer otras rampas y volar otros paisajes.

El sitio en cuestión es Patú, un despegue de montaña que también es cuna de vuelos de distancia. Hoy no había condiciones de cross, pero era un lindo día y valía la pena volar ese paisaje tan distinto al habitual.

Este es el track del triangulo de hoy, un vuelo de tarde a pleno disfrute: http://cnd.favl.info/leonardo/flight/37454

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.